Por el placer de volver a verla

Poco a poco se van sumando los signos de que el otoño está a punto de llegar.  El cielo está nublado, esta mañana me he matriculado en la Escuela de Idiomas,  y a las 20,30  me sentaré de nuevo en la butaca 2 de tertulia del Teatro Rosalía.

Miguel Angel Solá y Blanca Oteiza inauguran el Ciclo de Teatro y Danza Caixanova de otoño con el texto Por el placer de volver a verla de Michel Tremblay dirigidos por Manuel González Gil.

Esta pequeña gran obra trata del infinito placer de comprobar que la realidad y la verdad no son la misma cosa. Y que se puede volver a dialogar, emocionar y reir con quien se supone dejó de ser realidad, porque la verdad, puede traerle cuantas veces quiera. El amor lo hace posible. Y el teatro.

Mañana habrá una nueva función a las 20,30.

Acerca de Lucía

Lo que más me hacía disfrutar de niña era hurgar en el armario de mi madre, caracterizarme, y meterme cada día en la piel de una heroína diferente. Ahora, con más de 30 años, encuentro esos momentos de recreo cuando voy al teatro, escucho un concierto, visito una exposición, o simplemente saboreando una copa entre amigos en un local con personalidad. Son breves entreactos en la rutina diaria.
Esta entrada fue publicada en Ocio, Teatro y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Por el placer de volver a verla

  1. Mavi dijo:

    Esta es una historia de amor y agradecimiento, de lucidez y de búsqueda a tientas, de vida y de triunfo ante la vulgar muerte gracias a la magia del teatro. Es, de lejos, la más humana presentación teatral del año, porque va directo al alma para quien reconoce tenerla, y, para el que no, a la íntima necesidad de ser (los humanos) algo más que esa inmunda caricatura que nos dicen que somos día y noche en los medios audiovisuales. Y esta función nos alimenta eso que olvidamos a veces que somos. La he visto tres veces: en Logroño la primera y las otras dos en Madrid, por placer y con distintos acompañantes que han quedado, como yo, prendados de esa forma sencilla de concebir un teatro que nutre, que no repele, que no abarata la vida ya en rebajas permanentes que llevamos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s