Y María Cabanas se hizo mayor

Descubrí a  Lucía Regueiro en su papel de María Cabanas en la serie Libro de familia, el Cuéntame gallego, y no me entusiasmó. Más adelante pude verla en directo, en un par de producciones de Teatro do Atlántico, y me fue gustando más.  Ayer ella y su compañera María Barcala fueron lo único bueno en la representación de Memoria de Helena e María, en el Teatro Rosalía de A Coruña.

Vaya por delante que  Tierra y libertad de Ken Loach,  Silencio roto de Montxo Armendáriz, y El laberinto del Fauno de Guillermo del Toro son tres títulos imprescindibles en mi filmoteca; y que me leí de una sentada Los girasoles ciegos de Alberto Méndez, mucho antes del estreno de la película homónima. Pero empiezo a estar cansada de tanto texto ambientado en la guerra civil y en la represión franquista cortado por el mismo patrón, que aporta poco o nada nuevo a nivel estético o de contenido.

En el hipotético caso de que una vez superado el “momento espejo” tras verme caracterizada con un maravilloso vestido años treinta no me temblasen las piernas y me saliese la voz sobre las tablas de un escenario; si me mandansen improvisar sobre la marcha el texto de una madre encarcelada y separada de su hija, a cuyo marido han matado y enterrado en una fosa común en Albacete, no creo que mis palabras fuesen muy distintas del texto defendido ayer por Lucía Regueiro. Eso sí, jamás alcanzaría su nivel interpretativo. Y es que la niña de los Cabanas se ha hecho mayor.

Si queréis comprobarlo podéis asistir a las funciones programadas esta tarde a las 20,30 y mañana a las 19,00 horas en el Teatro Rosalía de Castro de A Coruña o los días 11 y 12 de diciembre en el Teatro Principal de Ourense.

Acerca de Lucía

Lo que más me hacía disfrutar de niña era hurgar en el armario de mi madre, caracterizarme, y meterme cada día en la piel de una heroína diferente. Ahora, con más de 30 años, encuentro esos momentos de recreo cuando voy al teatro, escucho un concierto, visito una exposición, o simplemente saboreando una copa entre amigos en un local con personalidad. Son breves entreactos en la rutina diaria.
Esta entrada fue publicada en Personal, Teatro, Televisión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s