Sabor con estilo violeta

Llevaba tiempo sin verlas, me hipnotizaron, y no fui capaz de salir de la tienda de la estación de servicio sin mi cajita de violetas, esos caramelos con aroma y forma de flor, tan de gente bien, y tan de capital, con los que Alfonso XIII obsequiaba a su esposa y a sus amantes. Otra vez hablo de este hombre aquí, parece que últimamente mis gustos se parecen a los suyos.

Eso sí, el monarca no se aprovisionaba en gasolineras sino en La Violeta, una bombonería situada en la castiza plaza de Canalejas. Inaugurada en 1915, sigue abierta a día de hoy conservando toda su esencia. La incluiré en los pendientes de mi próximo viaje a Madrid.

Anuncios

2 comentarios sobre “Sabor con estilo violeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s