Sabor con estilo violeta

Llevaba tiempo sin verlas, me hipnotizaron, y no fui capaz de salir de la tienda de la estación de servicio sin mi cajita de violetas, esos caramelos con aroma y forma de flor, tan de gente bien, y tan de capital, con los que Alfonso XIII obsequiaba a su esposa y a sus amantes. Otra vez hablo de este hombre aquí, parece que últimamente mis gustos se parecen a los suyos.

Eso sí, el monarca no se aprovisionaba en gasolineras sino en La Violeta, una bombonería situada en la castiza plaza de Canalejas. Inaugurada en 1915, sigue abierta a día de hoy conservando toda su esencia. La incluiré en los pendientes de mi próximo viaje a Madrid.

Acerca de Lucía

Lo que más me hacía disfrutar de niña era hurgar en el armario de mi madre, caracterizarme, y meterme cada día en la piel de una heroína diferente. Ahora, con más de 30 años, encuentro esos momentos de recreo cuando voy al teatro, escucho un concierto, visito una exposición, o simplemente saboreando una copa entre amigos en un local con personalidad. Son breves entreactos en la rutina diaria.
Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Personal, Tendencias, Tradiciones, Viajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sabor con estilo violeta

  1. Pingback: Sabor con estilo violeta | Madrid

  2. Pingback: Algunas propuestas para el día de la madre | Entreacto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s