El Montaplatos: ¿quién mueve los hilos?

Silencio interrumpido por el sonido constante de un goteo, un calor sofocante, el Rosalía a oscuras, una linterna en el escenario que de vez en cuando apunta al patio de butacas… Los minutos iniciales de El Montaplatos de Animalario consiguen que experimentemos la misma sensación de asfixia y claustrofobia que los protagonistas del texto de Harold Pinter, y que sintamos la necesidad de salir corriendo.

Ben (Jesús Barranco) y Gus (Guillermo Toledo), son dos asesinos a sueldo (o eso parece), que esperan indicaciones para sus próximos movimientos encerrados en un sótano. El único modo de comunicación con el exterior: un montaplatos en el que llegan notas sin sentido aparente.

Parece que Pinter, premio Nobel de Literatura 2005, quiere que nos preguntemos quién maneja realmente nuestras vidas presentándonos a los personajes como marionetas cuyos hilos mueve un poder oculto. Teatro del absurdo que recuerda a Esperando a Godot de Samuel Bekett y que invita a empezar la semana reflexionando. Lo mejor, la escenografía de Beatriz San Juan.

Ben y Gus estarán de nuevo en Galicia el 17 de noviembre en el Teatro Principal de Ourense y el 19 de diciembre en el Teatro Principal de Santiago de Compostela.

Anuncios

2 comentarios sobre “El Montaplatos: ¿quién mueve los hilos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s