More about quiet Holland: enjoying spring

Castillo Loevestein desde Fort Vuren (Holanda). Imagen: Lucía Serantes

Castillo Loevestein desde Fort Vuren (Holanda). Imagen: Lucía Serantes

Como ya habréis visto los que me seguís en twitter, en Semana Santa volví a Holanda a visitar a mi santo. Tuve suerte y  pude disfrutar de algunos días de sol con temperaturas primaverales que hicieron que mis vecinos saliesen a patios y jardines a tomar el sol y comer helado como si no hubiese un mañana. Yo opté por  explorar en bicicleta los alrededores de Gorinchem.

La carretera paralela al río Waal me llevó hasta Fort Vuren, una fortificación reconvertida en un curioso Bed&Breakfast. Además de un foso plagado de nenúfares y cisnes(que no quisieron posar para mí), desde allí pude disfrutar de unas magníficas vistas del castillo de Loevestein, una fortaleza acuática a la que sólo se accede en barco desde Gorinchem o Woudrinchem los fines de semana (a diario de mayo a octubre).

Por el camino, muchas granjas y pequeñas poblaciones con encanto como Dalem. Eso sí, nada de tulipanes. La única plantación que vi fue el día de mi regreso, en el tren camino al aeropuerto de Schipol.

As you saw on my twitter account,  at Easter I returned to Holland to visit my husband . I could enjoy some sunny days with spring temperaturas so I decided to explore  Gorinchem surroundings cycling.

The road parallel the river Waal took me to Fort Vuren , a fortress converted into a Bed & Breakfast  from I could enjoy magnificent views of Loevestein castle , an aquatic strength that can only be reached by boat from Gorinchem or  Woudrinchem during weekends(daily from May to October ) .

Many farms and small towns as charming Dalem by the way. But nothing about tulips. The only plantation I saw was the day of my return , on the train to Schipol airport .

Dalem. Imagen: Lucía Serantes

Dalem. Imagen: Lucía Serantes

Fort Vuren Bed & Breakfast. Imagen: Lucía Serantes

Fort Vuren Bed & Breakfast. Imagen: Lucía Serantes

Campo de tulipanes. Imagen: Lucía Serantes

Campo de tulipanes. Imagen: Lucía Serantes

 

Anuncios

Acerca de Lucía

Lo que más me hacía disfrutar de niña era hurgar en el armario de mi madre, caracterizarme, y meterme cada día en la piel de una heroína diferente. Ahora, con más de 30 años, encuentro esos momentos de recreo cuando voy al teatro, escucho un concierto, visito una exposición, o simplemente saboreando una copa entre amigos en un local con personalidad. Son breves entreactos en la rutina diaria.
Esta entrada fue publicada en Ocio, Personal, Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s