Feelgood, o reír por no llorar

Imagen vía feelgoodteatro.com

Imagen vía feelgoodteatro.com

A veces no queda más remedio que reír por no llorar, es lo que propone el montaje Feelgood, que nos echemos unas risas mientras reflexionamos sobre el cúmulo de despropósitos que están protagonizando en los últimos tiempos los políticos de este país.

Al frente del reparto, Fran Perea interpreta a un director de comunicación  al que le crecen los enanos en las horas previas al discurso del presidente durante un congreso del partido. Una especie de Eli Gold a la española (los seguidores de The good wife me entenderán), con el que ha conseguido sorprenderme y mejorar la imagen que tenía de él como actor de teatro. Por si tuviese pocos problemas, su ex mujer, de la que no se había divorciado en términos muy amistosos que digamos, es una de las reporteras que cubren el evento y está investigando algunos asuntos turbios… Una olla a presión por la que circulan una serie de secundarios entre los que destacan Javi Coll como ministro rancio e inepto, y Ainhoa Santamaría como asistente personal al borde de un ataque de nervios. Manuela Velasco no me gustó especialmente en su papel de intrépida reportera, creo que debería trabajar más su voz,  da la sensación de que en vez de proyectar habla a gritos.

Mañana sábado 6 el equipo de Feelgood estará en Móstoles en el Teatro del Bosque. Para la próxima representación habrá que esperar a 2015. ¡Feliz puente!

Feelgood reflects the nonsense of politicians behavior nowadays. Starring by Fran Perea, who plays a presidential chief of staff during a difficult congress of his political party, makes us laught and reflect equally.

Tomorrow Saturday 6th Feelgood team will be in Móstoles at  Teatro del Bosque. For the next performance we will have to wait to 2015. Happy Holiday!

Ainhoa Santamaría (Marta)y Fran Perea (Edu). Imagen vía feeldgoodteatro.com

Ainhoa Santamaría (Marta) y Fran Perea (Edu). Imagen vía feeldgoodteatro.com

Imagen vía feelgoodteatro.com

Imagen vía feelgoodteatro.com

Acerca de Lucía

Lo que más me hacía disfrutar de niña era hurgar en el armario de mi madre, caracterizarme, y meterme cada día en la piel de una heroína diferente. Ahora, con más de 30 años, encuentro esos momentos de recreo cuando voy al teatro, escucho un concierto, visito una exposición, o simplemente saboreando una copa entre amigos en un local con personalidad. Son breves entreactos en la rutina diaria.
Esta entrada fue publicada en A Coruña, Teatro y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Feelgood, o reír por no llorar

  1. Cuando estaban en Madrid, yo estuve en Galicia. Cuando estuvieron en Galicia, yo estaba en Madrid. Total, que no hubo forma humana… Y eso que el director es un buen amigo. ¡Qué le vamos a hacer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s