Pancreas, 70 minutos de delicatessen teatral

Cartel_obra_Pancreas

Cartel del montaje Páncreas de Patxo Telleria dirigido por Juan Carlos Rubio

¿Pasáis este fin de semana en Ourense o A Coruña, disponéis de 70 minutos y no tenéis plan? Si la respuesta a estos interrogantes es afirmativa os sugiero que os hagáis con una entrada para alguna de las funciones de la obra de teatro Páncreas, programada hoy sábado 7 de mayo en el Teatro Rosalía de A Coruña  a las 20:30 y mañana domingo 8 en el Teatro Principal de Ourense a las 19:00.

Esta tragicomedia negra (por clasificarla de alguna manera) sobre la relación entre tres peculiares  amigos que se conocieron en terapia es lo mejor que he visto en lo que va de año. Ni uno de los versos (¡sí, es en verso!) escritos por Patxo Telleria tiene desperdicio. Alfonso Lara es Javilo, un individuo con intolerancia a la soledad que necesita un transplante de páncreas urgente. César, un soberbio Fernando Cayo, le propone que le sugieran a Raúl, interpretado por José Pedro Carrión, que adelante unos meses el suicidio que tiene programado para su 60 cumpleaños a fin de evitar la decrepitud de la vejez, para que pueda donarle este órgano. A partir de ahí un enredo que retrata lo mejor y lo peor del ser humano. Los tres actores, dirigidos por Juan Carlos Rubio, están geniales y totalmente equilibrados. A destacar la parsimonia con la que se desplazan por el escenario  asesorados por Federico Barrios.

La escenografía, en dos alturas, con un piano que permite el lucimiento de las habilidades musicales de Cayo es simplemente perfecta, igual que el vestuario de María Luisa Engel y la música de Miguel Linares. Os dejo con un adelanto.

Pancreas is a gripping theatre play about friendship by Basque playwright Patxo Telleria. If you like black humor you can enjoy it this afternoon at Rosalía de Castro Theatre in A Coruña (20:30 hours) or tomorrow at Ourense Principal Theatre (19:00 hours). I leave you an advance. Have a nice weekend!

 

 

Anuncios

Acerca de Lucía

Lo que más me hacía disfrutar de niña era hurgar en el armario de mi madre, caracterizarme, y meterme cada día en la piel de una heroína diferente. Ahora, con más de 30 años, encuentro esos momentos de recreo cuando voy al teatro, escucho un concierto, visito una exposición, o simplemente saboreando una copa entre amigos en un local con personalidad. Son breves entreactos en la rutina diaria.
Esta entrada fue publicada en A Coruña, Crítica Teatral, Ocio, Teatro y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s